loading...
Sponser

Organización Mundial de la Propiedad Intelectual. UE

Este organismo está especializado en los derechos de las creaciones de las personas y sus ideas. La extensión es inmensa, allí donde el hombre es capaz de llegar a través de su pensamiento, se pueden gestionar sus derechos. El límite está como siempre: en la economía del inventor. La corrupción en el ámbito de las ideas, los inventos y creaciones, diseños industriales, comerciales, etc, es algo que por desgracia se sufre todos los días a un elevado precio. Relativamente el poder empresarial, si establece que algo le puede funcionar o perjudicar, “hará lo imposible” por obtenerlo a “cualquier precio”, y no se exagera lo más mínimo cuando nos referimos a los robos o hurtos intelectuales, que preceden en algunas agencias de comunicación publicitaria, ingeniería automovilística, farmacéuticas, etc. Por lo expuesto en el presente artículo dónde se suelen dar este tipo de “hurtos”, (más adelante especificaremos los robos) son, en ambitos académicos donde el creador confía plenamente en su entorno sin vislumbrar los posibles ataques a los que él/la creador/ra se exponen sin ser conscientes. 
La innovación es un cambio que introduce novedades, o bien mejora las existentes, frente a un mercado comercial, donde todo el mundo ve aquello cotidiano sin reparar en ese pequeño detalle que mejora la calidad de vida de un posible consumidor, y se revalora el producto con esa “mejora” o bien innovación. Ese producto en la actualidad puede ser desde un cepillo de dientes, un envase con zipper, un nuevo algoritmo para intervenir las redes sociales, etc. Todo se puede patentar. Las novedades más impartidas en esta última década son los códigos binarios y su programación. La era de lo mécanico está en un mundo anterior, valioso aun en nuestros días, pero sin embargo, caduco. La meta funcionalidad de la programación a mejorado la utilidad de algunos objetos que solo tenían una función; la comunicación a traves de un simple teléfono. Hoy día existen apps para todo lo imaginable dentro de un sistema operativo que permite tener en nuestro teléfono hasta un medidor de pulsaciones, o la transformación de nuestro aspecto en cuestión de segundos. Hoy en día, la gente no repara zapatos porque macroindustrias del deporte o la moda, tiene una política de fidelidad al cliente inigualable en el mercado. ¡Si está roto, se lo cambiamos sin más! La pregunta es; si venden productos “rotos” ¿cómo lo hacen para mantener la fidelidad? Por lo general se busca calidad, entonces ¿qué han inventado para que un centro comercial como ese esté siempre repleto de gente y compre impulsivamente pelotas de basket junior sin tener canasta o incluso crios? Nada nuevo, es solo “comodidad” y su manera de emplearla. Las gestiones, los modos de empleo, las capacidades de un objeto, la descripción técnica de un producto, todo eso se puede y se llega a patentar. La operacionalización del fenómeno “cómodo” prevalece a lo “artesano”, “manual”. Lo industrializado y la fabricación digital, a introducido la novedad de “mayor cómodidad, más productividad, y más ahorro” y esto también lo han patentado algunos bancos que ofrecen créditos para pymes. Todo se puede registrar. Pero realmente, cuando una persona tiene ideas que pueden resultar muy productivas para la humanidad, contradictoriamente se puede encontrar con una “mafía” de oposiciones para que su producto nunca llegue a ver la luz. ¿Sabría entonces como actuar y por dónde empezar?


Un consejo: Si tienes una buena idea, no se lo digas a nadie que esté “muy interesado”. Si tienes una mala idea compartela con tú vecino y la verás ¡brillar!

Los derechos de la Propiedad Intelectual nos ofrece una manera de proteger nuestro legado nacional e internacionalmente.  El factor vinculante a la innovación es la “corrupción”. El problema resultante, ante la falta de inversión, es la fiabilidad de dar con el inversor adecuado, o mejor dicho con la empresa intermediaria encargada de tramitar la intervención. A priori toda esa información se desconoce, resultando focos de peligro para el creador. La información que se debe de ofrecer, la sintesis de la innovación, el modo de utilización, todas esas cuestiones pueden resultar vulneradas involuntariamente si no se tiene experiencia ante el procedimiento. Lo importante si eres una persona creativa es estar a la última en innovación, en derechos sobre la propiedad, y en la relación de la viabilidad productiva de la realización de la idea. Si tu producto es bueno, no tendrás que ser un crack para venderlo, bastará con mostrar la funcionalidad y su mercado. El que te pida más detalles requerirá de contratos de confidencialidad, y quiza algún gesto de buena confianza…

La verdadera corrupción no te deja margen de maniobra absoluto. Cuando se es víctima de corrupción, hagas lo que hagas, te llevará a perder tiempo, dinero y la información que posees.

Te recomendamos que visites:

Bibliografía

Propiedad Intelectual e Industrial, Conexiones y Puntos de Encuentro.

Caridad Del Carmen Valdés Díaz

Editorial Reus, S.A.

  • ISBN: 9788429020946
  • Páginas: 277
  • Publicación: 17/12/2018

Cláusulas de Cesión de Derechos de Propiedad Intelectual en los Convenios Colectivos Laborales. Estudio de Negociación Colectiva.

Sergio Yagüe Blanco

Tirant lo Blanch

  • ISBN: 9788491196105
  • Páginas: 200
  • Publicación: 05/11/2018

El Plagio como Infracción de los Derechos de Autor.

José Antonio Vega Vega

Editorial Reus, S.A.

  • ISBN: 9788429020816
  • Páginas: 171
  • Publicación: 08/10/2018

Manual de Propiedad Intelectual.

Rodriguez Bercovitz- Rodríguez Cano

Tirant lo Blanch

  • ISBN: 9788491906704
  • Páginas: 399
  • Publicación: 10/09/2018

Manual Práctico de Propiedad Intelectual. Actualizada conforme al RD-Ley 2/2018, de 13 de abril, …

Pascual Barberán Molina

Editorial Tecnos

  • ISBN: 9788430974177
  • Páginas: 341
  • Publicación: 08/06/2018