loading...
Sponser

La seguridad en el hogar de un denunciante de la corrupción.

La seguridad en el hogar de un denunciante de la corrupción. Primera parte

La seguridad en el hogar de un denunciante de la corrupción es tan importante como el oxígeno que nutre la respiración de cualquier ser humano. La naturaleza organizativa de “cualquier” ciudadano dentro y fuera de su hogar es confiar en su seguridad, la cual instintivamente siempre pensamos que nuestro hogar no le interesa a nadie o no tienen nada que llevarse de gran valor o simplemente, que el propio individuo no tiene relevancia y que pueda interesar a nadie. ¡Craso error!

El primer foco analítico para un investigador es detectar esa confianza. Los movimientos que investiga , (y nos referimos a que no es necesario la figura de un especialista de la investigación) es controlar a su víctima en todas y cada una de sus acciones.

Obtener la mayor información de su objetivo será fundamental. Refiriéndonos al posible denunciante de la corrupción, el investigador cercará su espacio para invadir su propiedad: primaria, secundaria y su entorno.

La primaria son las voluntades del objetivo como emisor de información precisa. Las iniciativas, las direcciones que toma, los impulsos, las conversaciones, todo eso es primordial lo crean o no para intervenir la seguridad en el hogar de un denunciante de la corrupción, sin dar por ahora más detalles.

Lo siguiente que analiza son las acciones secundarias. Este no es más que el medio y canales donde interactúa el objetivo. Tanto la familia, los amigos, los vecinos, conocidos, en el trabajo. Hay una serie de información colateral y complementaria para establecer el perfil de la “víctima”.

La locomoción, las direcciones y lugares que frecuenta, son focos de información relativa. Los sitios afines, los que son de paso, etc. Aunque no se haya parado a pensar en ello, no siempre mostramos nuestra personalidad de igual manera en el trabajo, que con las madres del cole o en nuestro propio hogar.

Y por consiguiente el entorno de este está ligado al análisis histórico de su educación, superación, motivación, adaptación, etc.

Para invadir un espacio interpersonal hay que “controlar” todos esos entornos. Y hoy en día ese espacio no es solo físico, también lo es cibernético. La cual hablaremos en la segunda o tercera parte de este artículo.

Nuestro espacio no se limita a una realidad análoga. La digital tiene en nuestros días cada vez mucha más presencia e importancia de la que se nos permite asimilar entre tanto progreso. Un individuo interesado en adentrarse en nuestra intimidad controlará todos nuestros entornos. 

Este protocolo, lógicamente, no se lleva a cabo en una semana. Como supondrán las investigaciones sean judiciales, policiales, civiles o privadas, llevan tiempo e inclusos años. Por lo tanto, es normal que la justicia sea “lenta”, y si hablamos de hacer justicia a los “denunciantes de la corrupción”, la cuestión se alarga mucho más de lo debido.

Es por ese motivo que la única persona que velará por su propio interés será uno/a mismo/a. ¡Esto no lo olvide!

La seguridad en el hogar de un denunciante de la corrupción la limitará el propio denunciante por diferentes razones; la primera es que no hay nadie mejor que usted en conocer su vida, cómo, dónde y cuándo la vive. Para evitar fugas de información que puedan favorecer a que le controlen con mayor precisión, nunca exponga su agenda a nadie.

Procure no ser claro. Hable como los policías o los investigadores. Sin dar detalles. Por ejemplo:

pregunta; ¿A dónde vas ahora?,
respuesta; ¡No lo tengo claro!

pregunta; ¿Trabajas mañana?
respuesta; Si me llaman…

Aunque no lo crea, no dar información, es vital para despistar a su oponente y ponérselo más difícil. Tendrá que insistir más, y eso una persona sensible a los cambios lo notará. Se dará cuenta de la insistencia que pueden mostrar algunas personas por sonsacarle. Sea precavido/a.

Empecemos por dónde y cómo debería de vivir en su hogar. Su personalidad será crucial para abrirle la puerta a un invasor. Si es usted del tipo confiado, que no le teme a nada o que todo le da igual, o simplemente que se cree que usted lo controla todo, será de los más fáciles de intervenir.

Estas personalidades, suelen ser tan confiadas que hablan sin querer más de la cuenta dando detalles y protocolos de actuación personales. Cuando una persona es extrovertida por naturaleza, tiende a ver la vida sin “maldad”, y esta prefiere omitir la “maldad” sea provocada por un profesional o por otra persona.

¿A qué me refiero catalogando a las personas externas al objetivo a investigar y exponer el concepto de “maldad”? Llamémoslo como quieran para entendernos; maldad; profesionalidad; pillaje; prever; anticiparse, sonsacar, etc.

Un investigador debe ir por delante o por lo menos intentarlo, para obtener la ventaja que necesita y adentrarse en la vida de su objetivo. Y no olvide este dato; defino como “investigador” a cualquier persona, con o sin título.

Cuando el primer análisis objetivo está preparado, significa que el perímetro está cercado. El denunciante, sin saberlo va a estar rodeado de personas que controlarán sus movimientos sin ser percibidos.

Siempre suele haber algún “mal vecino” que posiblemente por la razón que sea, colabora con ellos lucrativamente. O sea que la primera célula de información la tendrá a pocos metros de su vivienda, y por lo general, la víctima en este caso el denunciante, esta acción le pasará inadvertida. 

De la persona que menos se lo espera, es de dónde sale los primeros informes de vigilancia. Horas de entradas y salidas. Personas que salen y entran de su casa. Sus problemas con el vecindario. La colaboración que tiene con ellos o la buena relación. ¡Todo se filtrará por su propio vecino! Sea este uno que conoce de toda la vida, o uno que lleve pocas semanas. La misión es obtener datos.

Cuando el investigador obtiene esos datos irá más allá y querrá saber los mecanismos de seguridad que emplea en el hogar para intervenirlos. Lo más probable es que alguien cercano a usted con cualquier pretexto, venga hacerle una visita. Y cuando decimos cualquiera, hablamos desde sus familiares, amigos y conocidos, a los carteros, técnicos del gas, antenistas, etc.

Aunque hemos dicho que la excusa es conocer la seguridad de su hogar, se han dado casos que emplean personas conocidas para poner en los hogares micros, cámaras, detectar fugas aislantes para el sonido. Ver la calidad de los cristales, la seguridad de la puerta principal, cierres de ventanas, etc.

Cuando se trata de poner micros en un hogar, antes de proceder hay que tener muy claro el mapa y a red eléctrica de la casa. Dependiendo de la tecnología que disponga el “investigador”, usted deberá controlar los espacios más cercanos a los interruptores de la luz, o cajas de enchufes.

Las acometidas de la luz es el mantenimiento de la carga de batería que puede tener un micro o cámara para espiarle. Tenga presente que cualquier parte de su hogar puede ser preciso e importante para tenerle localizado y poder escuchar sus conversaciones.

Se han dado casos que las baldosas de un lavabo se caían solas. Y curiosamente son las que estaban más cerca de los enchufes. Los interruptores de la luz se desmontan con facilidad, o incluso cuando desenchufa un cable de la corriente de la luz, se puede llevar el cajetín… 

Todo esto puede pasar por el uso que se le da en casa, pero le damos un consejo, no descuide esos elementos cuando detecte que puede ser víctima de seguimiento.

Los relojes, los embellecedores de las manivelas, las televisiones, cargadores, etc. Aquello que sea rápido de sacar y poner, puede guardar un minimicro tan pequeño como una simple aguja. Si alguien tiene que acceder a su hogar, el tiempo de acción se reduce y aumenta el peligro de ser detectado. Por eso le recomendamos que no dé nunca detalles de su agenda.

Una vez estudiada la seguridad, pasan a controlar la agenda de la víctima. De ahí conocerán los tiempos que pasa en casa y los que emplea fuera o bien en su trabajo, o en otras obligaciones.  Si al salir de su trabajo decide parar y tomar un café para desconectar de la situación, como sería natural, no advierta a nadie antes de hacerlo. Hágalo sin avisar.

Piense que en cuestión de minutos hay especialistas o mejor dicho, delincuentes que pueden abrir puertas y acceder a su hogar. El tiempo es la medida que aumenta el valor de los delincuentes.

Cuando hablamos de especialistas, piense que todo el mundo tiene un precio, y desafortunadamente la víctima vivirá esa realidad por más que no quiera verla.

Un simple cerrajero en manos de la mafia corrupta, puede ser un arma letal para cualquier ciudadano. ¡Imagínese para un denunciante! Estas personas aunque tienen conciencia y no todas aceptarían semejantes ofertas, si topan con un colectivo insistente poco podrá resistirse. Se encargarán ellos mismos de hacer cambiar de idea al futuro abnegado.

Por otro lado, y para no señalar a estos sectores profesionales, pueden contactar con un especialista y adentrarse como aprendices e incluso, sin cobrar por aprender el oficio, que buenamente el especialista confiado enseñará a un joven que pretende formarse en ese oficio. Hoy las mafias operan como sea, para mejorar sus métodos. Y lo consiguen.

Se dirán que lo mejor para la seguridad en el hogar de un denunciante de la corrupción, es tener una buena alarma. Si, pero nada es infalible.

Cuando usted es el foco o núcleo que puede derribar una cadena de operaciones millonaria que opera encubierto y delictivamente, si hay dinero, nada es imbatible. No sea incauto.

En el mercado de las alarmas conocemos de todo tipo de fallos. El que sufrimos nosotros en su día fue la falta de lealtad profesional y por los motivos que tuviere y que tienen algunos operarios de las centralitas que manipulan los sistemas de la vigilancia telemática que conecta las alarmas del hogar con la central.

Al contratar la alarma, nos aseguramos de que tuviera una serie de requisitos. Detección de inhibidores, detectar la manipulación de mandos o desconexiones, etc. Lo que no pudimos prevenir es al operario que resetea el terminal, por la razón que sea y desconocemos.

Todo experto sabe y conoce funciones para mantener un aparato fuera de red por los motivos que puedan justificarse. Fallos de sistema, errores humanos, instalaciones de la red, averías, etc. A nosotros, nos bajaban la latencia entre 8 y 15 minutos para acceder a nuestro hogar.

Cuando bajan la latencia, ralentiza el flujo de datos sin pararlo. Lo cual siempre hay un registro mínimo y natural de datos que el aparato intenta resintonizar, por lo tanto nunca deja de funcionar. Si no se apaga, no emite la señal de terminal apagado, y no te avisa al móvil. 

Esto se puede conseguir reseteando el terminal de la alarma dos y tres veces. Lo que un operario debe hacer en su trabajo si ve alguna anomalía en el sistema de un usuario. Y por consiguiente, detectar si había o no esa anomalía era cuestión de dejar un registro de acciones en el software y otras cuestiones de seguimiento en la misma compañía. 

Todo es relativo a la hora de exponer y justificarse. Por eso le decimos que no es lo mismo sufrir el asedio de la corrupción en el hogar, que ser víctima de un robo cuando se va de vacaciones. 

Por otro lado, todas las cerraduras del mercado que no sean de blindaje, se abren. Pero la experiencia es un grado, y les vamos a contar detalles basados en la nuestra. 

Seguro que ya ha oído hablar de casi todos los bombines de “alta seguridad” que hay instalados en muchos hogares, los cuales suelen tener una serie de características que a la hora de frenar a “otros” posibles delincuentes funcionen. Pero si hablamos de corrupción y de mafias operantes, permítannos contarle por todo lo que hemos pasado.

Los bombines con precios que oscilan entre 200€ y 400€, les parecerá una buena medida de seguridad, siempre y cuando su puerta tenga unos ciertos requisitos que la refuercen. Casi todas las marcas, que no vamos a especificar, tienen las mismas características: 

Bombín para cerradura euro-perfil de apertura con llave por el exterior y por el interior.

Incluye 5 llaves con cabeza color azul (puede pedirse en otro color: blanco, amarillo, negro, verde, naranja o rojo)

Alta seguridad anti rotura, taladrado y extracción de rotor y cuerpo. (Certificado VdS BZ)

Llave reversible de puntos de alta seguridad de 22 pares de pitones.

Duplicado de llaves controlado por tarjeta de propiedad “incopiable”

Alta seguridad anti-bumping y anti-ganzúas

Cilindro certificado EN-1303 grado máximo

Elige entre embrague simple y doble. 

Incluye 5 llaves

Patente hasta 2023

Pues estos sistemas hoy en día con una impresora 3D, se resuelve en menos de 24h. ¡Y esto lo hemos vivido! El progreso y los avances casi siempre suelen ir por delante de las buenas intenciones y la legalidad. 

Verán, si ya le hemos explicado que las bases de cualquier modus operandi es conocer bien a su víctima, alguien en cualquier momento sin que usted se de cuenta, con un teléfono, puede hacerle varias fotografías de sus llaves desde diferentes planos.

La correspondiente operación es introducir o vectorizar en la programación de un software de control de imagen, la reproducción “exacta” de esa misma llave, sin que usted se entere y hacer una impresión en 3D, y poder tener acceso al objetivo. Y eso en el peor de los casos que ya haya sido intervenido.

Pero que pasa cuando no acceden a sus llaves para hacerle las fotografías, pues se lo explicamos. Con una platina de metal flexible y un imán de alta potencia harán un molde de su cerradura, introduciendo polvo de hierro en la cerradura que se adhiere por todo el cilindro, y con la lamina metálica y un imán consiguen el dibujo de la llave, lo más fidedigna posible, como si se tratara de una radiografía. Luego la reproducen en la impresora 3D, y van limando asperezas según las pruebas.

Este método puede ser más arduo y laborioso, con mayor dedicación a la finalidad, pero les funciona. Ahora es cuando tiene que entender, que un denunciante de corrupción, no debe fiarse “de nadie”. 

Cuando la víctima se da cuenta de esa vulnerabilidad opera en otro plano de seguridad. Las cerraduras silenciosas. Infalibles, ¿no? Como les venimos contando para cualquier delincuente común, puede que lo sea, para una banda organizada, no.

Ya conocen los mecanismos de programación, son millones de códigos cifrados, que no se pueden intervenir. Pues no puedo decirles la marca, pero son tan inútiles como los mejores bombines que hemos mencionado antes.

Las frecuencias se intervienen con simples cajas de relés. No vamos a dar detalles. Y si hay cifrado y estos son imposibles de decodificar, existe la ingeniería social inversa. 

Extorsionar, comprar, amedrantar, amenazar al fabricante o experto que la programo para que les de el número o clave única que las abre todas, es posible. La misma historia que el cerrajero. 

Cuando alguien con dinero quiere conseguir algo, ¡lo consigue! Y eso es la corrupción. Por la seguridad en el hogar de un denunciante de la corrupción, su mejor arma, es no revelar a nadie como vive. A parte de envolver sus mandos en papel de aluminio, que es más efectivo que comprar protectores especializados con esa función.

¡Póngale precio y lo compramos! Si los corruptos van a perder centenares de millones por no poder entrar en el hogar del denunciante, ¿creen ustedes que les va a molestar pagar hasta cien mil euros por saber la clave? Créannos, si le dicen; -Nadie va a salir herido. Solo necesitamos la clave y le damos el dinero-.  No todo el mundo tiene la talla moral para reprimirse a este beneficio gratuito.

Recuerde que la delincuencia empieza por una elección. Verse a si mismo en una realidad actual tal y como esta, o con cien mil euros en el bolsillo. Suelen haber deudas, problemas, ambiciones que podrían solventarse con dar un simple código.

Por otro lado recuerde que su entorno está intervenido, y la ingeniería social invertida o la psicología criminal nunca descansa. Procure no ir a gimnasios y dejar sus pertenencias en bolsas guardadas dentro de taquillas. Tampoco se fíe de dejárselas a cualquiera. Esa persona también puede tener un descuido, o se lo pueden provocar.

Y jamás, intercambie llaves con vecinos ni con nadie. Le aconsejamos que siendo lo más cauto posible busque alguna otra alternativa.

La seguridad en el hogar de un denunciante de la corrupción, no es la misma que la seguridad de cualquier ciudadano.

Puede que la cautela que se establezca con estos métodos, le resulte eficaz a unos y a otros no. Las técnicas que emplean son sutiles para no dejar evidencias, por ejemplo; la “luz de gas”.

Hay que tener en cuenta que los delincuentes que van a robar con ánimo de lucro, irán sin miramientos y tendrán un tiempo límite para alcanzar sus objetivos empleando la violencia y/o la intimidación, provocando destrozos sin miramientos, etc.

Dejaran la evidencia y el rastreo del delito. Actuarán destrozando cualquier elemento de seguridad, para anularlo o bloquearlo. Por lo tanto estas medidas no le serán útiles.

A diferencia de las organizaciones que trabajan profesionalmente para la corrupción, y hablamos de verdaderos profesionales, les gusta operar sin dejar rastro, porque las personas que están involucradas dentro de la pirámide sistemática, son personas de poder, y por lo general con altos recursos económicos. 

Si alguno de la cadena inferior cometiera un mínimo fallo, podría desenlazarse una caída en cadena, y perjudicar la reputación del principal operante y auditor que propicia la corrupción.

Eso hay que tenerlo en cuenta a la hora de proteger su hogar. Unos destrozarán y los otros procurarán ser “finos” para no dejar ni huellas. 

Entonces hablemos de las cámaras de seguridad. No todo vale, y ya está más que dicho a lo largo de este artículo, pero le vamos a dar algunas ideas basándonos en  nuestras experiencias.

Cuando instale cámaras, no compre cualquier cosa. Es importante que tengan unos requisitos mínimos y algunas atenciones.

Cuidado con las videocámaras plug&play. Los servicios domésticos que operan en algunas compañías de seguridad con este tipo de cámara, pueden tener fallas en la garantía del uso. 

Si las cámaras funcionan con wifi lo primero que deben saber, es que hoy en día cualquier sistema telefónico puede ser intervenido y/o anulado. Una vez ejecutada esta operación, cualquier receptor que opere con esta tecnología dejará de ser efectivo y útil. Por lo tanto su eficacia se reduce drásticamente.

Si coloca cámaras de vigilancia procure que tenga algunos requisitos mínimos como: la visión en 360º, una alta resolución, nocturnidad, buena óptica, detección de movimiento, y lo más importante almacenamiento de seguridad en la nube y en memoria paralela en disco externo, y batería de emergencia mínimo 72 horas.

Recuerde un ladrón común lo que haría sería pintar el objetivo, romperlo, cortar la corriente, la línea de teléfono, etc. 

Los operarios que sirven a la corrupción no actúan así. Si usted aumenta esa seguridad con esos detalles, será un buen freno para ellos, pero puede que no sea la parada perfecta para combatirles.

En nuestro caso sabemos que todo se puede anular, pero hoy por hoy con otros métodos hemos podido frenar su manera de actuar. Aún sabiendo que a día de hoy tienen mecanismos para entrar en el hogar cuando quieran.

Piense que cuando una puerta se cierra, una ventana se puede abrir. Otro de los obstáculos que hemos tenido que sortear, es como detectan las posiciones concretas de las cámaras de seguridad.

En el mercado existen detectores de frecuencia que diagnostican la existencia de mecanismos emisores de electro-frecuencias. Esto es efectivo, si el operario del detector se encuentra dentro del mismo habitáculo.

¿Pero qué pasa cuando no se tiene constancia antes de entrar a un hogar, sin tener la posición controlada de una cámara de vídeo vigilancia? Se emplean las cámaras termo-gráficas.

La seguridad en el hogar de un denunciante de la corrupción

Esta última tecnología en cámaras, muestra un mapa en su pantalla que emite radiación calorífica de los aparatos, objetos, humanos etc. A través de emisión de radiación infrarroja detectan el calor. Por tanto cualquier elemento con batería, o adaptado a la corriente, genera calor y se mostrará la evidencia clara de la posición de las cámaras así como de los elementos que deseen localizar.

Dicho esto, la seguridad en el hogar de un denunciante de la corrupción debe asegurar que sus cámaras tienen los requisitos que les hemos expuesto con anterioridad.

Conocerán sin entrar en su hogar, por donde caminar dentro de su casa con seguridad. La manera que tienen para evitar estos riesgos tópicamente es cubriéndose todo el cuerpo como hemos visto siempre en las fotos y películas que los representan.

¿Las cámaras son eficaces? Si las personas invasivas quieren destruirle sin dejar rastro, puede que se lo piensen… Pero ya saben que nada es imposible.

Le damos un consejo; busque cámaras espías de larga duración y ocúltelas para evitar que las ondas de radiación se puedan detectar.

Aunque no todo el mundo emplea estas técnicas tan sofisticadas para el allanamiento del hogar. Siempre nos situamos en la seguridad en el hogar de un denunciante de la corrupción.

Imaginen que logran saltar todos los obstáculos que les hemos expuesto y algún que otro que no le vamos a dar relevancia, y acceden a su hogar cuando usted cree que su casa es segura, y se marcha unos días de vacaciones.

Tenga presente que si quieren acceder a su hogar es para encontrar pruebas, evidencias o documentos que usted debe emplear en su acusación, o elementos que ellos consideren importantes para librarse de usted. 

¡Créannos, esto es más común de lo que se imaginan! en el mundo de la investigación. No solo pasa en las películas. “De algún lado los guionistas, sacan su fuente de inspiración”… Si la insistencia de alguien por entrar en su casa no se llega a mitigar ante todos los obstáculos que se moleste en poner, es el momento de temer por su salud.

Controle los accesos a la cocina y el baño. Le damos un consejo; ponga cerraduras en las puertas de su hogar o algún sistema que los mantenga entretenidos. Asegúrese de que llegar a una despensa de comida o nevera les resulte difícil.

Controle sus productos de higiene personal. Y por lo que sabemos, no esta demás, tener una caja fuerte, aunque en su interior en vez de dinero, ponga su cepillo de dientes. 

¡Suena a chiste verdad! Se sorprendería lo fácil que es provocar enfermedades “casuales” inexplicables de un día para otro. Caídas en la bañera, intoxicaciones, envenenamientos, etc. Controle su hogar y todo lo que emplee en el.

La seguridad en el hogar de un denunciante de la corrupción, no acaba en su casa. Seguro que también tiene coche, y el coche tendrá parking. Puede que no y esto le favorecería. ¿Ha probado los patinetes eléctricos? Le puede quitar muchos problemas…

La cuestión es que su vehículo sufrirá las mismas consecuencias que sufre su hogar. Recuerde, no hay nada que sea eficaz al cien por cien. No nos dirigimos a los coches con anti-hinibición que tienen los políticos.

Nos dirigimos al denunciante de corrupción que hace lo que tiene que hacer a favor del sistema, y este emplea todo tipo de argucias para derribarlo. Nos remitimos a esa persona inexperta en seguridad vial, civil, privada y en general.

A partir de aquí cualquier afectado se puede encontrar con otros modus operandi que afecten a su seguridad de una manera u otra. No todos tienen casa propia, comparten piso.

Tienen familia y por lo general las reglas de seguridad nunca se aplican efectivamente. Hay menores despreocupados o simplemente no están informados de la situación, etc.

Cada uno debe emplear estos conocimientos en su propio caso y experiencia. Seguro que los aumentará un grado más. Pero antes de finalizar les comentamos que sin duda hay algo que aunque puede ser algo impreciso, seguro que impone; un perro.

Podría informarse sobre razas, que su carácter tiende a la desconfianza con terceras personas, pero no con su familia. Edúquelo, adiéstrelo, y sobre todo quiéralo. Tendrá un animal que protegerá su hogar, a usted y a los suyos.

Recuerde tener todo en regla, con seguro incluido, y carteles en todos los idiomas que especifiquen la atención de peligro por animal adiestrado para la seguridad.

Edúquelo para vivir en sociedad con humanos y perros, pero impida que se le acerquen y coja confianza con extraños. Que no le den de comer terceras personas. Sabemos por experiencia que los extraños que se encantan con los perros y les dan “chuches” por simpatía, suelen tener otras intenciones escondidas. ¡Comprobado!

Insistimos, a los que quieran entrar en su hogar para controlar su vida, los frenará con un buen animal. A los ladrones es otro cantar. Y un consejo más, si puede tener dos mejor. Es posible que el, aumente la seguridad en el hogar de un denunciante de la corrupción.

 

 

Puntuación: 4 de 5.