loading...
Sponser

El lobby y la “pasta” que no se cuece en las pandemias.

Bueno para empezar este artículo de opinión, es importante que haga referencia al título de este post. Principalmente en este blog pretendemos ser neutrales a la hora de exponer posibles situaciones que guarden relación con la corrupción sin llegar a la ironía. Pero dada la situación actual no hay mejor figura literaria que esta para escribir una crítica dirigida a la corrupción que se está viviendo “en el aire”.

Personalmente doy mi opinión basándome en un análisis social de los últimos meses que han transcurridos al inicio de “la pandemia viral”, y que acusa de posibles contagios a las clases media y baja sin excepción. Por consiguiente y para matizar entre las demás clases; “la alta” se ha encargado “protocolariamente” de financiar los supermercados para abastecernos de víveres; o a las  eléctricas y sobretodo a Netflix. -A los reyes que están por encima de todas las clases sociales no los vamos a mencionar no vaya a ser que entremos en otro confinamiento.-

¿Qué he vivido en esta falacia mediática? Pues lógicamente un virus que si existe, -doy fe,- que posiblemente no tuviere tratamiento, y que este haya sido creado por el hombre. ¡No me cabe la menor duda!

Como crítica principal y después de informarme y estudiar el panorama médico-social lo único que puedo decir es: ¡Socorro! Para que decir más. No aplaudí ni un solo día a este sector. Principalmente porque las medidas que se llevaron a cabo las considero no solo ineficaces, sino que ridículas. 

El paralelismo social lo tienen en Chernóbil, cuando enviaban a los soldados y a voluntarios, a quitar escombros radioactivos con delantales, mascarillas y guantes de fregar.

Si nos referimos a la pandemia del COVID, no he visto un protocolo más inútil en toda mi vida. -Aunque en ella no se han dado muchas pandemias para comparar estas entre si.- Durante años los grandes médicos de este país, -porque si que los hay-, llevan tratando neumonías a pacientes con alto riesgo de contagio, y nunca ha habido una alarma semejante en todo el país por esto. 

¿Qué pasa aquí?…

victimasdelacorrupion.com¿Ustedes saben lo que es un Lobby? Un Lobby para empezar es un experto en su materia. Un “cum laude“, el cual destaca sobresalientemente por encima de la media y/o resto de profesionales, por tener el mismo principio académico pero con una objetividad y criterio propio que justifica los principios técnicos científicos con una visión definida e individualizada sobre el objeto común de la ciencia que investiga.  

Por lo tanto, un Lobby de la comunicación, es un experto en la ciencia que mueve a la gente a través de los “mass media”, creando situaciones, sensaciones, movilidad, estancamiento, reacciones, etc, en la sociedad moderna. Es una técnica política, que el buen “politólogo” conoce, como también el criminólogo y como no, el ámbito legal y legislativo que se emplea para la creación de un Estado como prácticas de “poder control informal y social” fuera del ámbito legal. O sea el ámbito del Derecho.

La mayorías de las veces estas prácticas son ilegales y punibles, porque van en contra de la propia Constitución.  Y cuando estas son detectadas, ni la lógica, ni la ciencia “real”, pueden evitar la censura político-social. O sea, le dan la vuelta a la verdad, justificando de anti-sistemas al que lleva la razón consistentemente.

El problema es que la “realidad empírica” no suele aparecer, y la sociedad le echa la culpa a los gobiernos. Si, pero No. Eso se llama, realidad ridícula; generar distorsión mediática de la realidad, para que no veas el verdadero foco del problema. Cualquier gobierno de este país u otro tiene sobre el un poder control económico e individual que dirige las acciones políticas según le conviene a la “Industria” que promociona el estado político y parlamentario con cualquier ideología. 

Piensen, ¿qué industrias se han reforzado con esta “supuesta pandemia”?…

Uno y uno suman dos.
¿Qué pueden llegar hacer un lobby de la comunicación más un lobby Farmacéutico? Una pandemia viral empezando por mandar “pasta” a una organización mundial, (OM…) para dar una alerta. -No vamos a dar detalles, piensen detenidamente en la información que se le está dando, luego concluyan-. Por esta regla de tres: Mecenas, lobby y “el receptor de la pasta” ya sean administraciones, organizaciones, etc, también pueden mandar “pasta” a Centros de Investigaciones Sociológicas para inflar resultados.

Y aquí la imaginación al poder y a la predominancia de la realidad por la especulación a mover el mundo en base a la “pasta” del “mecenas” y su interés. 

Entonces las preguntas que hay que hacerse en época de pandemia es: ¿De dónde sale todo esto? ¿Quién controla los datos que ofrecen las organizaciones y las administraciones? ¿Qué fiabilidad tienen? y lo mejor ¿cómo se realizan algunos de esos estudios?

Los que ponen “la pasta”, son los que han seguido lucrándose en tiempos de pandemia.

Si existe el derecho a la información “cuando quieren algunos”, ¿Por qué censuran a los “cantantes” y a “virólogas” que explican que tal emergencia con la pandemia actual no existe? 

La realidad actual dentro del ámbito de la comunicación, es lo más ridículo que estamos viviendo en estos días. La involución humana siempre a sido impulsada por grandes tiranos con poder e ignorantes por mantener en ese estatus de riqueza. 

-¡Hoy en día se utilizan lobbies!-.

Desde mi opinión, pienso y por consiguiente digo, que ese es el virus que está contaminando nuestro aire.