loading...
Sponser

20 Historias de corrupción para una fiscalía desesperada.

Impactos: 23

Bienvenidos a Historias de Corrupción!

Este apartado está dirigido a las historias de corrupción de verdaderas víctimas que injustamente han vivido y viven en una sociedad cómplice de responsabilidades políticas, económicas y judiciales, que “parece” que no existen.

Vivir en democracia conlleva a que la corrupción ejerza y juegue con sus propias interpretaciones una retórica política social y judicial independiente del sistema.


Los abusos del dominio del poder en manos de la injusticia, la codicia y el resplandor precario de un elenco de “personas sin escrúpulos”, que manejan el sistema con y por dinero, mucho dinero; es el resultado y la gran diferencia entre los estratos sociales y el compromiso de grandes profesionales que moralmente si defienden el sistema constitucional.

El corrupto intenta ser el que maneja el poder ¡Y en ocasiones lo consigue! En la sociedad actual el delincuente siempre está en la clase social más baja. A los corruptos de la alta sociedad, los llaman sinvergüenzas, y a los que son de clases más bajas y hacen lo mismo que ellos, delincuentes y ladrones.

Y si eres inmigrante… serás el responsable de la pobreza de todo el mundo cuando la realidad, es que la pobreza la genera la codicia de los que tienen el poder. 

¿Alguna vez ha vivido una injusticia legal? ¿Sabe lo que se siente cuando el sistema burla tus derechos con diplomacia? Se siente soledad. Se vive un aislamiento de la realidad que aunque no lo crean lo sufren y viven millones de personas sin ver las consecuencias que genera la estafa social y procesal.

Cuando un denunciante de corrupción pierde la batalla, (y especificamos que la guerra una vez que se empieza, ya no finaliza) las consecuencias las pagamos todos.

¿Por qué la sociedad no ve esto?  Porque no le interesa y prefiere pensar que eso no va con él/ella. ¡Craso error! Todas las injusticias que ocurran dentro del sistema implantado en el pueblo de “un estado” nos afectan, seamos o no las víctimas por interponer una denuncia.

La corrupción empieza por invertir en un mal negocio. Que a toda costa, busca generar beneficios.

Cuando una víctima de corrupción inicia una cruzada como esta, siempre es el primer perdedor en caer. Desamparado e individualmente debe enfrentarse a su pérdida. Y cuando este/a se da cuenta y toca fondo, solo llega a una conclusión: ¡Hay que subir de nuevo cueste lo que cueste! Y créanlo; cuesta mucho.

Pero ya saben lo que dicen: el temor se aleja cantando y esta sección es para eso precisamente: ¡para que lo canten todo!


Dónde los atrapados no encuentran modo de salir de su situación, y dónde algunos ilustran una solución para mostrarles una verdad de “cuento”, que se vive y no se ve. Donde la realidad que se les puede mostrar es tan triste que preferimos no llorar, y pintar una realidad que no ven.
¡Pues vamos a contar Historias de Corrupción!

Una vida en la que se lucha y se pierde, y en la que se denuncia una verdad velada para mostrar una realidad distorsionada, manchada de autoridad e ingenio para “torear” al poder judicial y cargarse la verdad osada que se filtra como si nada en la humanidad. ¿A dónde vamos a llegar si nunca pasa nada, y el culpable no cae en una cama confinada?Amigo, la corrupción es un mal de una sociedad contaminada que más dinero genera en cuentas privadas” El colmo es que este mal nos enferma a todos, cuando se vacunan unos pocos.

Historías de CorrupciónSi se cuenta una historia, es para que pare y comprenda esa verdad que solo unos pocos saben y manejan. El saber es un derecho para todos y si a partir de aquí usted no aprende a ver lo que le rodea, será una cuestión propia y una decisión plausible frente a la vida real que no quiere ver, pero existe.

Así pues y como empiezan todos las historias de corrupción:
Érase una vez, en un lugar donde habitaban los aldeanos de una ciudad llamada;  complicidad…  

A %d blogueros les gusta esto: