loading...
Sponser

¿Por dónde empezar a investigar?

Impactos: 62

Al investigar, lo primero que se nos plantea cuando debemos iniciar una búsqueda es: ¿por dónde empiezo? Y lo que te recomendamos es por conocer bien las leyes que le amparan y las que no. En los términos de investigación Osint tenemos tres tipos de búsquedas; The Black box; The White box; The Gray box. Cada una de estas menciones hace referencia a las bases iniciales de partida para investigar por nuestra cuenta.

O tenemos mucha información para “tirar del hilo” , o no tenemos ninguna, o por consiguiente, la que hay es insuficiente e insustancial. Lo principal es la aptitud y la actitud. Así que aplique esto a su realidad. Si queremos y podemos investigar siempre se obtendrá algún resultado.

El dato cuesta dinero y ese es el principal freno que tiene un ciudadano común a la hora de establecer por si solo una investigación.

Las fuentes de investigación en Internet casi nunca son gratuitas. Y no hay que olvidar que existe una ley de protección de datos vital e intransferible que no debemos saltarnos. Por lo tanto, hay que controlar en todo momento todo aquello que se va a obtener en la investigación primaria la cual nos llevará a la denuncia.

No podemos recurrir a un cuerpo policial o judicial tras investigar y obtener informes previamente, y denunciar unos actos delictivos, si nosotros mismos no hacemos cumplir la ley… Podríamos incumplir la normativa de la revelación de secretos de la empresa u organización.

Nos referimos que si has sido testigo de un acto de corrupción, con tu testimonio no valdrá. Y adquirir archivos de una oficina sea pública o no, tiene un proceso judicial tipificado para tales actos y no cualquier persona debe acceder aunque pueda obtener el control de esos archivos sin pagar un coste ante el delito de revelación de secretos.

El código penal protege los archivos de una empresa en el artículo 264, y precisamente lo que ampara es la “infidelidad en la custodia de documentos”. Esto quiere decir que si eres testimonio de delitos probatorios en documentos de la “empresa”, administración, organización, lo mejor es que personas especializadas se encarguen de esos acontecimientos y no proceda el mismo denunciante sino, que una vez formulada la denuncia, otros recurran a la ley para obtener los archivos.

Principalmente lo primero que debemos investigar es la naturaleza de la situación que nos ha llevado hasta detectar un problema.

Primer punto, revise y estudie los pasos que le han llevado a dar con: un documento, situación, conversación etc.

Encuentre un argumento para justificar su manipulación de documentos, asistencia o situación eventual o asidua. Que el hallazgo sea involuntario, y que ese hallazgo este justificado para que no le acusen de implicaciones directas en los mecanismos internos de la entidad, empresa, organización etc. Especifique que ha sido trabajando o que por el contrario la información se le presentó mientras trabajaba. Es importante el relato de un tercer miembro si lo tiene. 

Contrarreste información antes de investigar. Acuda a sus compañeros y coincida con ellos en un lugar público. El bar dónde todos desayunan o almuerzan. Ese que esta fuera del recinto laboral. Si lo hace en un sitio de acceso público y su conversación se filtra, o la filtra usted, siempre podrá justificar ante una posible imputación por revelación de secretos empresariales que fue víctima de escuchas ajenas a su conocimiento en un sitio público de fácil acceso. Dialogando con sus compañeros si no tiene conocimientos sobre interrogatorios, es aconsejable que busque información precisa de cómo sacar y absorber la información que busca y desea obtener.

Antes de informar a sus compañeros de la situación que se ha dado, busque relatos ocasionales sobre la misma materia de la que usted intenta conocer. Compruebe reacciones. Si hay risas de incredulidad, nerviosismo y/o las voces se distorsionan en tartamudeos, levantamiento de tono, etc. Recuerde que en los diálogos la comunicación no verbal, desvela aquello que no se está contando. La gerencia de los departamentos, la correspondencia, cuando y como llega el correo, proveedores, etc.

Si el hallazgo ha sido en una empresa, debe cerciorarse muy bien de la información que quiere desvelar y por consiguiente denunciar. Recuerde que un investigador siempre lleva su libreta y apunta todo aquello que le parezca útil. También el uso de grabaciones puede serle imprescindible, pero recuerde que para grabar una conversación de otra persona debe haber un consentimiento expreso con anterioridad.

InvestigarSi consigue la implicación de un tercero para que le ayude a investigar, la cosa puede ir más fluida a la hora de emplear una estrategia para obtener cierta información.  La presencia de más de un investigador fortalece los resultados esperados si sabe presionar en los ámbitos del interrogatorio. La complicidad puede ser un punto a favor, pero también el primer desenlace por el cual le hagan caer.

Cada individuo conoce su resistencia, nunca la del compañero. El sistema tiene verdaderos especialistas en interrogatorios si se diera el caso que los investigados fueran los propios denunciantes implicaría que los delincuentes serían los mismos que acusan a la entidad. 

Lo más sensato es investigar y adquirir la evidencia para denunciar.

Antes de ir a tramitar una denuncia, lo primero que debe hacer siempre es investigar y compilar la información sobre el delito que ha destapado. Toca leer leyes y estudiar el panorama jurídico del estado. Recuerde que no en todos los estados se tienen las mismas leyes. Asegúrese de que es un delito y no una mala práctica que pueda manipularse y/o disfrazarse como un error.

Una vez tenga cierta seguridad de aquella anomalía inusual, toca dar avisos. Si es un ente público no debe formular la denuncia por si mismo en las dependencias policiales. Lo que si puede hacer es ir a informarse de un correcto procedimiento.

Lo que debería hacer es acudir al departamento de la responsabilidad jurídica o legal, incluso de recursos humanos sin pasar por el departamento implicado.

En el caso de que la entidad sea privada, acuda primero a un abogado y respalde sus acciones legalmente antes de denunciar y una vez que haya investigado.

En el momento de la revelación o denuncia nunca asegure lo que expone en la denuncia siempre tenga presente tres palabras mágicas: presuntamente, supuestamente, posiblemente. ¿Por qué? Simplemente no acuse a nadie, solo denuncie la corruptela no a los implicados. A veces pueden darse situaciones que los encargados de los departamentos implicados son los que menos saben del percal. 

Una vez denunciado, actúe con normalidad. Pero recuerde que si se inicia la investigación su nombre aparecerá en la denuncia. Por lo tanto, procure mantener la calma, si es un puesto laboral público intente hablar con los responsables para que le hagan un traslado de zona, departamento etc. Intente mantener la entereza en su puesto de trabajo.

Lo más probable es que se inicie por la parte afectada un protocolo de derribo contra usted. El mobbing laboral. Procure hacer las cosas mecánicas, casi de libro. Sus archivos confidenciales ordenados, su  registro y copias de seguridad de datos informáticos al corriente y diarios. Actuar sin ejercer responsabilidad, y no dejar nunca de ser un buen compañero. No incriminar a nadie le dará una cierta ventaja en el entorno de trabajo. Pero seguro que sufrirá el rechazo por parte de todos. 

Una vez que salga del trabajo, revise su medio de transporte. Si va en uno público mejor. Compruebe las personas que hay en la salida de su trabajo. Conocidos, ocasionales, etc. También es importante fijarse en los vehículos. Revise los cambios que se realizan en su puesto de trabajo.

Actúe con normalidad, sin hacer su mismo recorrido. No sea constante en sus movimientos para que no memoricen su ruta de vuelta a casa, y puedan organizarle un evento sorpresa. También es importante que no vaya siempre directo a su casa. Cambie de estrategia. Si va en autobús, bajese una parada antes o después. Compruebe los coches que van detrás del autobús o la gente que baja con usted. Si no son los mismos, le recomendamos que cuando baje del autobús o coche vaya en la ruta contraria a su casa, y cuando vaya a girar alguna esquina haga un cambio de sentido por donde iba caminando. De esta manera, si le siguen, verá la reacción de alguien que le pilla por sorpresa y se cruzará con él/ella. 

Cuando camine fíjese en los cristales de los escaparates. Pare y mire zapatos, o bicicletas lo que se encuentre. Busque el reflejo de la panorámica y controle su espalda.

El indicador o testigo por las noches son las farolas. Debe controlar su sombra al caminar por si alguien se le acerca por detrás. Bajo la luz podrá detectar la sombra de cualquier otra persona y lo verá venir, si no lo oye antes. Estas medidas de seguridad, pueden parecer “paranoicas”, pero de una posible catalogación  negativa, es un protocolo de seguridad para las víctimas de violencia. ¡Y hablamos de corrupción!

Hay muchos métodos para detectar seguimientos indeseados, solo debe buscar información y aplicarla. Seguramente que los primeros días no accedan hasta llegar a intervenir su hogar, pero tenga presente que esto lo harán cuando usted no este en el. De la forma más insospechada accederán. Con revisiones de gas, carteros, el mantenimiento de los ascensoristas, luz, agua. Es probable que si pone mucha resistencia, provoquen averías, como también pueden provocarle accidentes de tráfico leves para hacerle bajar del coche y esperar un descuido para ellos actuar y sustraerle las llaves de casa. Si le investigan. Lo harán. Si su entorno es hostil, tenga cuidado. Si por el contrario forma parte de una investigación judicial, será testigo de como lo llevan a termino y nada más. Si no tiene nada de que temer, no le tema a nada. Compórtese con naturalidad, como lo hace siempre…

Las investigaciones a veces nos pueden llegar a favorecer. Busque ayuda entre las víctimas de la corrupción, y encuentre el apoyo que necesita. Recuerde, no sería la única persona que iniciaría un procedimiento así.

⭐⭐⭐

A %d blogueros les gusta esto: